Dirección nuevo blog



Encontraras también este blog donde te encuentras en la sección blogospot

02 julio 2015

❀Tarta de galleta merengada y otros aliños....





"Un día como cualquier otro Picasso se encontraba paseando por un mercado.

Una señora que le había reconocido le paró, sacó una hoja y un bolígrafo y le dijo: “Sr. Picasso ¿sería tan amable de hacerme un dibujo?”


“Por supuesto”. Respondió él mientras cogía el trozo de papel.

Picasso le hizo un dibujo magnífico. La señora muy contenta le dio las gracias e hizo ademán de irse.

Picasso llamó de nuevo su atención y le dijo: “señora, será un millón de dólares”.

La señora desconcertada le dijo: “¡¿un millón de dólares?! Si tan sólo ha tardado 30 segundos en hacerlo”.

Picasso cogió el dibujo y dejando caer las palabras lentamente le dijo:

“Mi querida señora, me llevó 30 años hacer eso en 30 segundos”."

Comienzo mi post de hoy con esta anécdota que le sucedió un día a Picasso, por supuesto yo no soy Picasso al igual que muchos blogueros dedicados a la gastronomía.

Pero sí dedicamos mucho tiempo y esfuerzo al igual que lo hacia Picasso para poder aprender y adquirir nuevos conocimientos y técnicas y poder plasmarlas en nuestras fotografiás, recetas y post.

¿Por que hago referencia a esto? Os preguntareis.

La respuesta es bien sencilla, muchas personas sois las que os asomáis a nuestro escaparate diariamente sea a través de nuestros blogs, Facebook, Twitter, Instagran etc.

Personas que os gusta la gastronomía, quizás os apasiona la buena comida o no os amarga nunca un dulce.

Pero también se asoman personas que les interesa nuestro trabajo, cómo transmitimos, cuan cercanos somos a vosotros nuestros amigos-seguidores y los ven como un trampolín para vender sus productos.

Vosotros los que nos leéis y pensáis que sería muy buena idea poder utilizarnos para vuestros propósitos, siempre claro está, sin nada a cambio, claro!! porque los blogueros Twitteros, Instagrameros y facebookeros (bonitas palabras) pues somos gente que no nos esforzamos en nuestro trabajo que todo son ji ji ja ja.

Pero tengo que anunciaros una cosa, seres impersonales que molestáis con propuestas vaciás. Estoy segura que muchos no trabajáis por amor al arte, cada mañana que os levantáis, aun quizás haciendo el trabajo que os gusta, siempre pensáis en el fin de mes, en ese sobrecito tan rico y jugosito y almohadillado que recibís mensualmente por vuestro trabajo.

Decidme por un momento ¿que sentís cuando lo recibís? Seguro que mucha satisfacción porque se os paga por un trabajo que tanto esfuerzo os ha costado.

Nosotros los blogueros amamos lo que hacemos, y lo amamos tanto, que no nos importa quebrarnos los sesos por dar a nuestros amigos-seguidores el mejor contenido, las mejores recetas e intentar ayudarles en sus dudas cuando nos mandan emails o privados. Les acercamos los mejores productos y no por mejores los más caros y conocidos, sino los de mejor calidad y precio.

Y lo hacemos porque queremos, pero cuando se nos exige un trabajo extra del cual nuestro tiempo y el de nuestra familia está en juego y otros sacan provecho de ello, somos buenos y trabajadores, pero no tontos.

Y para no alargarme más solo terminar diciendo que como dice el refranero español:
 "A buen entendedor pocas palabras bastan".

Y paso a esta receta súperrrrr rica que tenéis que probar si o si, y lo mejor no tenéis que utilizar el horno, biennnn!!! ( se escucha de fondo aplausos enlatados, plas,plas, plas).

INGREDIENTES

1 Litro de leche
2 sobres de cuajada
½ ramita de canela
4 semillas de cardamomo
1 una cascara de limón
2 paquetes de galletas María
60gr. De azúcar
 canela en polvo
2 tarrinas de queso de untar de 200gr. cada una



PREPARACIÓN

Apartas un vasito de leche y el resto lo pones a infusionar con la rama de canela, cascara de limón y semillas partidas de cardamomo.( cuando rompa a hervir se deja tapada y reposando).

Una vez trascurran unos 10 minutos del infusionado pasar por un chino o colador la leche y poner en otro cazo y añadirle el queso de untar y el azúcar.

Intentar disolver bien con una varilla.

Y en el vaso que tenias reservado añade los dos sobres de cuajada y disuelve y a continuación añade a la leche y el queso.

Cuando comience a hervir aparta y deja 1 minuto y vuelve a poner al fuego hasta que comience a hervir de nuevo y apartas definitivamente.

Prepara una bandeja, la mía es una pirex de 30x22 unas 3 capas hice.

En el fondo una capa de galletas y añades con un cacillo la mezcla, sobre la mezcla espolvorea canela en polvo con un colador pequeño y vuelve a poner otra capa y realizas la misma operación hasta que la ultima capa que quede sea la crema de leche y queso espolvoreada de canela.

Solo queda refrigerar durante 3 o 4 horas y degustar. Aconsejo de un día para el otro, porque así los sabores están más integrados.

Espero que os guste luliteros.

Publicar un comentario

LinkWithin